14 abr. 2010

Cazados en su vehículo

Felipe López

Amecameca, Méx.- Como un ajuste de cuentas se perfila la ejecución de padre e hijo en pleno corazón del municipio de Amecameca, los sicarios utilizaron cuerno de chivo y una mata mata-policías para cumplir su misión.

En el interior del vehículo de la marca Chevrolet, tipo Corsa, color gris, placas de circulación LXS 3862 quedaron los cadáveres de Alberto Adrian Santamaría Hernández, de 39 años y de su hijo Brayan Alberto Santamaría López, de tan solo 14 años de edad, respectivamente.

El doble crimen ocurrió frente al número 10 de la calle Reloj, esquina Avenida Popocatépetl, colonia Centro, encontrándose en el lugar cartuchos percutidos calibre 40 y 7.62, informó la Agencia de Seguridad Estatal (ASE).

La dependencia señaló que la unidad presentaba 13 orificios de proyectil de arma de fuego: 5 en la puerta delantera lado izquierdo; 2 en la puerta trasera del lado izquierdo; 1 en el parabrisas del lado del copiloto; 2 en la puerta trasera del lado derecho; y 3 en el medallón.

Horacio Gómez Blancas, agente del Ministerio Público se percató que a simple vista el cuerpo del Alberto Adrian presentaba un tiro en la cabeza y 2 heridas en la espalda, además de haber quedado en el asiento del conductor.

Mientras que el cadáver de su hijo, dijo la representación social, fue localizado en el lado de copiloto con varias heridas de bala en el cuerpo.

El sitio del hallazgo fue acordonado por la Agencia de Seguridad Estatal (ASE) mientras se realizaba la inspección de campo, señaló el médico forense, Ruperto Ponce Robles.

Hasta el momento se desconoce el móvil del doble asesinato, indicó la Policía Ministerial, aunque no descartan la posibilidad de un ajuste de cuentas.

Al respecto se inició la carpeta de investigación número 302060550005610 por el delito de homicidio doloso contra quien resulte responsable.

No hay comentarios:

DEJA TU COMENTARIO

Comment Form is loading comments...

ALERTA DE GÉNERO