4 dic. 2009

Rescatan victimas de explotación sexual y laboral, en presunto centro de rehabilitación


Eran explotados laboral y sexualmente en centro de rehabilitación en Iztapalapa

Por Felipe López

La policía capitalina desmembró presunta banda de trata de personas, al capturar a 23 de sus integrantes y liberó a 107 víctimas, provenientes de 12 estados de la República y Distrito Federal, quienes fueron privadas de su libertad y obligadas a trabajar largas jornadas en un centro de rehabilitación para alcohólicos y drogadictos, ubicado en la delegación Iztapalapa.

Las víctimas vivían en condiciones infrahumanas, insalubres, hacinadas y en condiciones extremas de maltrato y explotación sexual, informó la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal.

En el rescate de las víctimas se detectó que varias de ellas fueron canalizadas a diversos hospitales, por evidentes grados de desnutrición y deshidratación, laceraciones e infecciones cutáneas y fracturas, entre otros padecimientos.

El centro de reclusión y explotación está ubicado en el número 157 de Avenida Cuauhtémoc, colonia Jardines de San Lorenzo, el lugar contaba con razón social Instituto de Rehabilitación de Alcohol y Drogadicción “Hospital Santo Tomás, Los Elegidos de Dios”, que, de acuerdo con los detenidos, operaba desde hace más de ocho años.

Los internos eran obligados a maquilar bolsas de centros comerciales y pinzas para colgar ropa, cuyas ganancias se repartían únicamente entre los ahora detenidos, dijo la dependencia.

En la central de abastos levantaron a 13 personas grupos comandados por Francisco Javier Rosales García, mejor conocido como El Tato de 36 años de edad, después los llevaba al centro de rehabilitación, de tres niveles: en la planta baja estaba la recepción, oficina y cocina, todo en condiciones insalubres; el primer piso, era el dormitorio general, resguardado con rejas y por las noches las víctimas eran encerradas con cadenas y candados, en ese espacio estaba la recámara de los custodios; el segundo nivel era la sala de juntas y el taller donde hacían la maquila.

La jornada laboral iniciaba a las ocho de la mañana y concluía a las cero horas, reveló una de las víctimas.

“Durante mes y ocho días que estuve privado de mi libertad, fueron alrededor de 300 personas a las que vi trabajar, muy pocas eran viciosas o drogadictas, todos eran como yo, trabajadores de la Central de Abasto, la mayoría hablaba mixteco, zapoteco o mazateco. Todos sufríamos porque no queríamos estar encerrados, porque no nos daban bien de comer, por lo que había mucha gente flaca y amarilla”, dijo el recién liberado.

Añadió que durante su cautiverio, hizo amistad con otro sujeto, quien a los pocos días fue liberado. Antes le pidió que buscara a su familia y le dijera el lugar donde lo tenían hacinado. Fue así como acudieron a rescatarlo, para posteriormente denunciar los hechos en el CAPEA.

Por la gravedad del caso, la Fiscalía Especial de Investigación para Secuestros, cuyos elementos iniciaron las pesquisas hasta establecer la explotación laboral, sexual y la privación ilegal de la libertad de 107 víctimas, cuyas edades oscilan de 14 a 70 años.

Las víctimas, algunas ni siquiera hablaban español, provenían de los estados de México, Veracruz, Oaxaca, Puebla, Michoacán, Chiapas, Guerrero, Guanajuato, Querétaro, Tlaxcala, Chihuahua y Nuevo León, así como del Distrito Federal, quienes denunciaron que fueron interceptadas dentro y en las inmediaciones de la Central de Abasto.

Sin embargo, algunos afirmaron que fueron sus propios familiares quienes los ingresaron a ese instituto, por tener problemas de alcohol y drogadicción, donde los encargados les informaron que no podían permanecer en el lugar más de tres meses. Pero algunos llevaban ya hasta seis meses encerrados.

El Ministerio Público continúa con la integración de la averiguación previa, iniciada por del delito de trata de personas, en las que están presuntamente involucradas 23 personas, cuya situación legal será resuelta en las próximas horas.

No hay comentarios:

DEJA TU COMENTARIO

Comment Form is loading comments...

ALERTA DE GÉNERO